Ante la disociación de los servicios financieros, una estrategia de integración ayudará a enfrentarla, según Manolo Sánchez, exconsejero de BBVA Compass

Hoy no resulta extraño que los usuarios se muevan de una app a otra para realizar pagos, transferencias o administrar sus inversiones. Los nuevos actores fintech han desmembrado los procesos financieros que antes ofrecía una sola institución, con frecuencia dedicándose a optimizar un solo producto o servicio a la vez.

Y precisamente, esta desfragmentación del negocio está afectando la participación de los bancos en el mercado.

No obstante, las entidades tienen la oportunidad de convertirse en “supermercados” de servicios financieros, integrando y agilizando procesos complejos de KYC (Know Your Client) para una multitud de startups de un solo producto, consideró Manolo Sánchez, exconsejero delegado de BBVA Compass.

“Estamos tan acostumbrados a consumir muy poca funcionalidad con solo descargar una aplicación. Y de la nada, ya estamos listos para desconectarnos de nuestro proveedor tradicional de servicios. Ahí es donde creo que los bancos tendrán dificultades, tratando de recuperar su espacio”, agregó el también profesor en Banking (Remix), el podcast de Veritran que invita a líderes en finanzas digitales a compartir estrategias y perspectivas sobre el futuro del sector.

De esta forma, los bancos están siendo dejados fuera de muchas partes de la cadena de valor, por ejemplo, en la venta de seguros, en el mercado de hipotecas y particularmente en la industria de los pagos y transferencias interbancarias e internacionales, donde apps como Venmo o Wise, están abarcando una parte cada vez más grande del mercado.

Frente a este panorama, el experto recomienda una fórmula de innovación, experiencia de usuario y agregación para mantenerse relevantes.

“Básicamente, es lograr que los servicios estén realmente operativos en una plataforma digital, de manera fluida y directa […] El reto es que los estándares que están estableciendo las fintechs son muy altos en términos de calidad de la experiencia del usuario”, explicó.

En ese camino de transformación, por supuesto que será necesario asociarse con múltiples tipos de negocios, incluso con las startups que aparentemente representan a la competencia.

“En la medida en que [un banco] pueda habilitar ese supermercado generará más funcionalidad”.

Sánchez explicó que al integrar varios servicios y productos a la plataforma del banco se elimina el factor de la competencia y se puede usar ese KYC -que es un activo que todos los bancos tienen a  mano- para ayudar a encausar a los usuarios hacia las herramientas que realmente requieren, sin tener que hacer múltiples procesos de onboarding para diferentes apps.

“Creo que esa puede ser una forma para ayudar en la reagrupación. Así que no es realmente el mismo reagrupamiento, es una nueva producción de arquitectura. Pero ese es solo el pensamiento. No he visto a nadie realmente intentar hacer esto en serio”, dijo.

La toma de decisiones en este sentido requiere de premura, advirtió Sánchez, pues los nuevos retadores se empezarán a enfocar en reconstruir los paquetes de servicios financieros, y es aquí donde se producirá “un poco de guerra” con los bancos.

“Porque por supuesto, estas fintechs, una vez que crearon esta excelente nueva experiencia de cliente para su fragmento, ¿qué van a hacer a continuación? Van a intentar vender una tarjeta de débito y una cuenta corriente”, previno.

Las DeFi y el mundo cripto

La mirada de la transformación digital ahora comprende nuevas (y mayores) vías para explorar la participación del mercado. En este contexto, las finanzas descentralizadas basadas en criptografía (DeFi) son la nueva puerta de acceso que los bancos ya deberían estar experimentando.

“Lo que estamos viendo es, realmente, el nacimiento de un sistema financiero junto con estos activos cripto”, asegura Sánchez.

A la fecha, existe un mercado de US$ 2 billones en activos criptográficos, de acuerdo con el especialista, un hecho que ha desencadenado expectativas naturales entre el público, como querer acceder a préstamos, pagos y canjes con ellos.

Aunado a este crecimiento, lo más relevante de este nuevo formato financiero es que no necesitan de una autoridad central para gestionarse. Una capacidad que “los bancos deberían temer”. Sin embargo, eso no quiere decir que no puedan involucrarse con la tendencia.

“Los bancos están operando redes de cajeros automáticos. Están operando redes de conmutación de tarjetas de débito. Operan NACHA, el sistema de transferencia bancaria nacional, ¿por qué no podrían operar nodos?”, cuestiona.

“Claramente podrían estar apoyando parte de esta infraestructura de criptomonedas. Al final del día, todo es infraestructura. Es infraestructura de valor. Es el Internet del valor. Y, por lo tanto, en cierto modo, es la infraestructura de pagos del siglo. Y creo que los bancos tienen un papel que desempeñar allí”, puntualizó.

Estos y otros comentarios fueron compartidos por Manolo Sánchez en Banking (Remix), el nuevo podcast de Veritran.

Te invitamos a escuchar la conversación completa a través de las plataformas Spotify, Apple Podcasts o SoundCloud:

Spotify: https://bit.ly/SpotifyBankingRemixS01E03  

Apple: https://bit.ly/AppleBankingRemixS01E03 

SoundCloud: https://bit.ly/SoundCloudBankingRemixS01E03 

Andy Tran