El procesamiento de pagos es un punto de dolor para las empresas. Las soluciones tecnológicas permiten automatizar la distribución de nóminas, impuestos o servicios para los clientes empresariales de la banca.

La tecnología potencia a los bancos para que puedan convertirse en los mejores aliados de sus clientes empresariales, facilitándoles apoyo digital y soluciones financieras en áreas fundamentales para su crecimiento.

El potencial de esta alianza repercute en ambos actores. En la banca porque asume el liderazgo de la transformación de los procesos de negocios, mientras construye una relación duradera con los clientes; y en las empresas porque al apoyarse en las entidades pueden ahorrar tiempo y recursos que dedicaban a actividades engorrosas y manuales, como pagos de impuestos y de nómina.

El catálogo de servicios que las instituciones financieras pueden ofrecer a las empresas es amplio: desde plataformas para facilitar el factoraje, los adelantos de prestaciones o la incorporación de controles asociados a perfiles específicos dentro de la organización.

Estas soluciones generarán valor tanto en grandes empresas con miles de trabajadores y estructuras organizativas complejas, como para las pequeñas y medianas empresas (PyME) con procesos generalmente manuales, que pueden llegar a automatizar el grueso de sus actividades.

Por ejemplo, el neobanco francés Qonto puso a disposición de sus clientes cuentas digitales para el pago de nómina y el cobro de recibos, soluciones que pretenden ofrecer a 500.000 pymes de España hacia finales del 2023.
La oportunidad está vigente y la industria financiera tiene en las soluciones digitales enterprise un potencial de diferenciación importante.

HERRAMIENTAS PARA AGILIZAR EL PAYROLL

El pago a trabajadores es una de las tareas más pesadas que las empresas atraviesan mensualmente. El proceso presenta retos de cumplimiento asociados con fechas establecidas así como contables, al requerir cuadrar estos egresos en el balance general de la empresa.

Banco Santander detectó esta dificultad e implementó un servicio de pago de planilla a través de su banca electrónica para empresas. El servicio es flexible y se adapta a empresas de cualquier tamaño permitiéndoles crear desde la plataforma virtual las órdenes de pago o subirlas en un formato Excel, todo esto cumpliendo la regulación de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA).

Esta solución colabora en el ahorro de tiempo y la seguridad de la operación. Además, agiliza el pago de seguros, fondos de pensión y ayuda en el control de horas extras o días de descanso que tuvo el trabajador ya que las bonificaciones son añadidas de forma automática.

Digitalizar la operación representa un alivio porque deja atrás el ingreso manual de datos y reduce significativamente las equivocaciones. La banca se convierte en un aliado estratégico simplificando procesos, mientras que los negocios se ocupan de otras tareas.

Además, si los ingresos de la empresa son recibidos en el mismo banco que gestiona la nómina, la institución puede agilizar y crear cuadros de balance con mayor exactitud. Una mirada general de la compañía que los equipos de estrategia y planificación agradecerán.

 

PAGOS A PROVEEDORES, SERVICIOS, IMPUESTOS

La banca también puede ayudar al área contable de una empresa en la gestión de pagos a proveedores, servicios e impuestos, tareas que son desafiantes cuando se cuenta con sistemas de gestión no tan actualizados. Y que además suponen riesgos sancionatorios de no ser cubiertas apropiadamente.

Las instituciones financieras tienen la tecnología para procesar las órdenes de pago de forma ágil, además de ayudar a organizar las finanzas de las empresas. De modo que el banco se coloca como un eslabón más del proceso, que facilita toda la operación cotidiana organizacional y ayuda en el ahorro de recursos.

Banco Galicia de Argentina cuenta con una plataforma dedicada a ayudar a las pymes a realizar pagos masivos y simplificar la operatoria de las obligaciones. A través de office banking, la institución ayuda a las empresas a pagar a los proveedores con cheques.

Los pagos pueden hacerse por medio de transferencias que se acreditan el mismo día y la plataforma lee los archivos informáticos para que la carga de pendientes se haga de manera eficiente. Esta solución gestiona, solicita la aprobación de los pagos y permite el seguimiento de todas las transferencias en línea.

De igual modo, proveer sistemas que automatizan el porcentaje de impuestos o servicios por pagar también genera valor para las compañías, ya que evita incumplimientos legales y el aumento de gastos por conceptos de mora, algo que ninguna empresa quiere sumar a sus egresos.

Y si la organización quiere implementar un sistema de financiamiento de factoring, qué mejor que la plataforma digital del banco le ayude a tener en orden las facturas por cobrar y adelantar esos ingresos a los negocios.

A su vez, la banca se hace de información valiosa sobre los ingresos y ventas y esto le permite mejorar la oferta crediticia al negocio, generando un perfil adecuado por negocio.

La banca puede ofrecer una amplia gama de soluciones a los clientes corporativos para que juntos salten la brecha digital y motiven el crecimiento económico. La tecnología está lista, solo resta implementarla.

Andy Tran